La distribuidora eléctrica Edenor anunció hoy que concretó la instalación del primer medidor bidireccional

a un cliente residencial en el partido bonaerense de San Fernando, en una prueba piloto que le permitirá al cliente vender al sistema sus excedentes de energía, que puede producir a partir de fuentes renovables.

La compañía informó que se trata de una prueba piloto de generación distribuida que incluirá a tres clientes de la categoría tarifaria T2, en un modelo que en el futuro posibilitará a los clientes vender la energía que produzcan.
La primera instalación se realizó en un domicilio particular en el partido de San Fernando y está compuesta por 24 paneles solares, que en conjunto suman 6 kilovatios de potencia nominal.
A la prueba piloto se sumarán en breve un establecimiento educativo de Bella Vista y una pyme de la Ciudad de Buenos Aires.
Los participantes de esta experiencia asumen el costo de la compra de los equipos generadores, bajo la supervisión de Edenor en lo referido a las condiciones técnicas de su instalación, y el equipo de medición remota le permitirá a la compañía monitorear el paso de la energía eléctricas.